Problemas de Hipersudoración

hipersudoracion

Problemas de Hipersudoración

Llega el verano, con él el calor y por supuesto el exceso de sudor llegan para quedarse en cualquier tipo de persona… pero no en todas afecta de la misma forma. Hay personas que sudan más de lo normal y en esta época del año se agrava más este tipo de situación.

Con el calor, como es lógico, sudamos más, lo cual puede no ser un gran problema para algunas personas según el lugar en el que vivan o su condición física. En cambio, sí supone un gran inconveniente para aquellas personas que sufren de hipersudoración o hiperdrosis.

¿Conocéis en qué consiste este problema?
La hipersudoración o hiperdrosis es una patología que provoca un exceso de sudoración en las zonas del cuerpo donde hay más glándulas sudoríparas, como son las axilas y las palmas de las manos. Estas glándulas, que son las que producen el sudor, también se pueden localizar en el cráneo, la cara o las plantas de los pies, pero lo más común está en manos y axilas.
Por normal general las personas sudamos cuando realizamos una actividad física, o pasamos alguna situación de estrés pero las personas con hipersudoración sudan estando y sin estar en estas circunstancias, y eso es un problema que puede afectar en su vida diaria e incluso en su estado anímico dependiendo de la circunstancia.

En Clínica Dra. Paloma Ojel ofrecemos tratamiento adaptados a solucionar de forma preventiva este problema tan común.

¿Cuáles son los tratamientos más efectivos?
La toxina botulínica (botox) tipo A aplicada de forma local intradérmica ha revolucionado la solución de los pacientes con hiperhidrosis. Es un tratamiento que se realiza de forma ambulatoria; la sesión dura entre 15 y 30 minutos. Sus efectos se mantienen en torno a siete meses y su eficacia es cercana al 100 por cien.

Además recomendamos seguir algún tipo de prevención como es:

• Usar prendas frescas que permitan la transpiración y preferiblemente de fibras sintéticas en vez de fibras naturales, pues repelen el sudor y mantiene la ropa seca.

• Mantener la vivienda y el lugar de trabajo fresco y bien ventilado.

• Evitar el consumo de alcohol, café, té, tabaco y alimentos picantes que puedan estimular la producción de sudor.

• Reducir los efectos psicológicos relacionados con la sudoración, como el estrés, la tensión y la ansiedad.

• Extremar la higiene corporal y utilizar productos desodorantes para reducir lo máximo posible el mal olor corporal.

• Llevar encima una muda de ropa para poder cambiarse a lo largo del día en caso de necesidad.

• Usar ácido bórico o polvos de talco para regular la sudación, especialmente en los pies.

La hiperdrosis puede llegar a ser un gran condicionante en la vida de quién lo padece, provocando limitaciones en su vida cotidiana y una posible presión social, debido a las connotaciones negativas que están asociadas al exceso de sudor. En España se ha registrado que esta patología afecta a más de 1.200.000 personas en España, siendo su incidencia mayor entre los adultos de 18 a 54 años. ¿No crees que ha llegado el momento de ponerte solución? ¡Llámanos!

No Comments

Post A Comment